• English
  • Español
  • Русский
+34 671 667 462
+34 951 504 977
[email protected]

Los gastos de vender una casa

A la hora de vender una propiedad hay que pagar impuestos sobre las ganancias de
capital y sobre la Plusvalía (un impuesto determinado por el Ayuntamiento de cada
pueblo sobre el aumento en el valor del terreno. Este impuesto suele ser pagado por el
vendedor.) La cantidad que se paga depende de tus circunstancias. Hay las siguientes
categorías:

Extranjeros non-residentes

Los compradores extranjeros que no sean residentes en España tienen que pagar un
impuesto del 21% de las ganancias de la venta de la vivienda (es decir, la diferencia
entre la cantidad declarada cuando compraste la vivienda y la cantidad que se
declarará a la hora de firmar la nueva Escritura). Al firmar la Escritura se paga el 3% del
valor declarado en el documento; se descuenta esta suma de dinero del total en el
momento que se firma la Escritura delante del notario. Los que compran de vendedores
non-españoles están obligados a retener el 3% del precio total y pagárselo
directamente a Hacienda: normalmente se hace esto a través de un asesor o abogado.
El 3% que se paga el día de la firma es un depósito del 21% de las ganancias de la
venta. Normalmente no se paga la cantidad restante dado que Hacienda no suele
pedirla.
También queda la opción de pagar el 21% de las ganancias si esta suma de dinero
equivale a menos del 3% del precio total. Dentro de un mes tu asesor o abogado puede
solicitar la devolución del 3% ya pagado para que luego puedas pagar el 21% de la
ganancias de la venta.

Residentes extranjeros y nacionales

Para poder aprovechar de los beneficios para los residentes el estado exige que
demuestres tu intención de seguir viviendo en España. Se consigue esto con presentar
un contrato de compra-venta, un contrato de alquiler con duración de al menos un año
o con la escritura de otra vivienda que tienes aquí en España. Además de esto, tienes
que presentar una copia de tu declaración de renta si llevas más de dos años viviendo
aquí. Si todavía no llevas tanto tiempo es suficiente demostrar que vas a ser residente
aquí en el futuro y como tal, que harás una declaración de renta el año siguiente. Si
cumples con los requisitos, tu asesor o abogado solicitará un certificado O2 de
Hacienda que te hará extento de pagar la retención del 3%.
En este caso tendrás que pagar el impuesto del 21% de la ganancias de la venta. Esta
cantidad no se paga al terminar el proceso de compra-venta, sino forma parte de la
declaración de renta del año siguiente. Si inviertes el dinero de la venta en otra
vivienda principal dentro de los próximos dos años no se paga este impuesto. Sin
embargo, sí hay que pagar el impuesto si se trata de la venta de una segunda vivienda.
Residentes extranjeros que tiene más de 65 años
Si se trata de la venta de una vivienda principal no se paga este impuesto.
Por favor para cumplir con los requisitos de Hacienda, hay que enseñar tu Certificado
de Residencia a la hora de firmar la Escritura. No se acepta una hoja de solicitud. La
solicitud suele tardar un mes.